Es domingo por la mañana y estoy disfrutando con mis amigos de un agradable vermut. Diferentes conversaciones se van sucediendo e inevitablemente uno de mis amigos comienza con una que suele ser recurrente en estos contextos: Bufff mañana lunes de nuevo, ¡ qué asco ! mañana a trabajar.

Viendo su estado emocional con tan sólo comentar lo mal que lo pasará mañana en el trabajo, me pregunto: ¿Cuánto de productivo será mi amigo el lunes? ¿Cuál es la fuente de su malestar? ¿Qué podría hacer la empresa para mejorar esto? Si la empresa tienen muchos trabajadores cómo mi amigo …. ¿Cuánto de productivos son sus lunes?  Las empresas deberían reflexionar no tanto sobre lo que están ganando, más bien debería hacerlo sobre lo que están dejando de ganar ante esta situación.

No se trata de dar saltos de alegría por el hecho de que haya llegado el lunes, lo que hoy quiero hablar es cómo podemos hacer que los colaboradores vengan con la actitud adecuada que les ayude a ser más productivos, pero …. ¿cómo podemos hacerlo?

En este post quiero comentar algunos puntos que pueden ayudar a mejorar el compromiso (el famoso engagement tan de moda ahora) de nuestros colaboradores y de esta forma, ayuden a mejorar los índices de productividad. Vamos con ello.

  1. Visiones compartidas. Define bien la visión y misión de la compañía. Comunícala a todos los colaboradores y coméntales lo que aportan ellos con su trabajo a la visión y misión y cuanto de importante es el mismo para la consecución de los objetivos. En futuras contrataciones, intenta que el propósito vital de las nuevas incorporaciones esté alineado con ambos parámetros.
  2. Desarróllalos en competencias y habilidades. Mantenlos en constante entrenamiento. Identifica qué conocimientos, competencias y recursos necesitan para realizar adecuadamente su trabajo. Identifica de todos ellos, que tienen desarrollado y que les falta por desarrollar. Diseña un plan de desarrollo que les haga mejorar aquellos factores que no les permite ser su mejor versión.
  3. Diles que esperas de ellos. Define bien sus tareas y competencias. Márcales objetivos a corto, medio y largo plazo. Para ello puedes usar la herramienta SMARTER (clic aquí para saber más sobre ella). Este punto parece obvio, pero no te puedes imaginar las brechas que descubro cuando hago consultoría entre lo que la empresa espera del colaborador y lo que el colaborador cree que tiene que hacer. Te animo a que hagas la prueba: escribe tú por un lado competencias, tareas y objetivos por puesto y haz que hagan lo propio tus colaboradores … compara los resultados y corrige las desviaciones.
  4. Déjales que tomen decisiones. Si lo piensas bien, ellos son los que más información tienen sobre su puesto de trabajo. Confía en ellos, fórmales y desarrolla competencias para que puedan tomar estas decisiones. Su autoestima y nivel de compromiso aumentará y con ello su productividad. Además, tú tendrás más tiempo para hacer otras cosas más alineadas con tu puesto. En caso de fallo, ayúdales a reencuadrar la situación, a que tengan un aprendizaje después del error. Hacerles reflexionar sobre qué ha fallado, por qué o qué pueden hacer de forma diferente la próxima vez que ocurra puede ayudarte con ello. Pronto te darás cuenta del poder que tiene la confianza. En este otro post te ofrezco algunas pautas para mejorar el nivel de resiliencia y tolerancia a la frustración
  5. Mantén un buen ambiente de trabajo.  El clima es esencial para aumentar el compromiso. Haz que todos se sientan parte del grupo. El sentimiento de pertenencia es una de las necesidades básicas del ser humano ¿por qué no satisfacerlas dentro de la compañía? Haz actividades que les ayuden a conocerse mejor. Que todos sepan cosas de sus vidas personales más allá del perfil profesional (valores, propósitos, influencias, gustos, etc …)
  6. Mide el estado emocional. La emoción modula la conducta. Identifica estados de ira, miedo a la toma de decisiones, frustración y gestiónalos adecuadamente. Hoy un líder, más que otra cosa, debe de ser un gestor de emociones. Estate atento a las situaciones de estrés y ayúdales a afrontarlo (cómo superar el estrés). Un colaborador estresado es un colaborador improductivo. Identifica si está bajo la influencia del llamado estrés bueno o está ya en situación de burnout. Te dejo una gráfica que a través de los estudios de Yerkes-Dodson relaciona estrés con productividad. Identifica las fuentes de estrés, te aporto algunas:- Desajustes de cargas de trabajo- Falta de competencia- Falta de información- Falta de definición de prioridades- Falta de herramientas para la gestión del tiempo. Puedes ver algunas herramientas para la gestión del tiempo en este postyerkes-dodson estres rendimiento productividad
  7. Comparte información de valor. Infórmales de todo aquello que les afecte en su día a día (posibles cambios de estrategia, nuevos productos, nuevas incorporaciones, buenas prácticas realizadas por otros departamentos, políticas de RSC  – Responsabilidad Social Corporativa, etc …
  8. Prepara un plan de incentivos y posibilidades de promoción y crecimiento dentro de la empresa. Define clara y objetivamente las reglas del juego. Qué todos sepan lo que tienen que hacer para alcanzar los incentivos o lograr una promoción. Ten cuidado con ello. Lo que para algunos les incentiva para otros puede ser algo altamente desmotivante. Estate alerta.
  9. Anima a que tus colaboradores expresen sus opiniones libremente. Habilita un buzón de sugerencias para mejorar procesos o situaciones dentro de la compañía. Motiva su uso y asegúrate de que las sugerencias no caen en saco roto, no hay nada más desmotivante que aportar ideas para luego saber que no se harán nada con ellas.
  10. Procura que puedan aportar ideas sobre nuevos productos o servicios. Incluso haz que puedan participar en los beneficios de estas ideas. La compañía 3M lo hace y no le va nada mal. ¿qué te impide a ti hacerlo?
  11. Felicita aquellos que hacen bien su trabajo. No subestimes el poder que tiene una buena felicitación. De vez en cuando, hazla pública. Siempre que puedas felicita al equipo en general. Si realizas felicitaciones individuales no te olvides de equilibrarlas. De la misma forma, corrige desviaciones en privado. Apórtales feedback de valor que les ayude a seguir creciendo profesionalmente.
  12. Por último y aunque parece poco importante, no lo es. Procura que el entorno sea lo más amigable y productivo posible. Sillas y mesas cómodas donde trabajar, sitios donde poder charlar, espacios de ocio, espacios de relax. Los de Google son pioneros en ello y tan poco les va nada mal.

instalaciones de google

Todas estas ideas, además de mejorar el compromiso y aumentar la productividad te ayudarán a retener de mejor manera el talento además de hacer más humana tu compañía. Si lo piensas bien, el factor humano será un valor diferencial en un futuro totalmente digitalizado y robotizado. Además ¿quién dice que la humanidad está reñida con la productividad? ¿Qué piensas de esto?

Espero que con este post te haya aportado alguna idea que te ayude a aumentar el compromiso y mejorar la productividad. Éstas son sólo algunas sugerencias, espero algunas más por tu parte, serán bien recibidas. Si te ha gustado, estaré encantado que lo compartas.