Comunicación no verbal y la última pataleta de Cristiano

El pasado sábado 26 de mayo fue un día histórico para el fútbol español y para los seguidores del Real Madrid.  Ganaba su tercera Champions League consecutiva y lograba algo que ningún equipo había logrado en el sistema actual de esta competición.

Pero su máxima estrella, Cristiano Ronaldo, no brilló como a él le gusta hacerlo. No marcó ningún gol y no pudimos observar su mejor versión. Y la bomba vino después. Cuando comenzaron a entrevistarle en televisión, Cristiano soltó una frase que disparó todas las alertas. “Fue bonito estar en el Real Madrid… En unos días hablaré”.

¿Qué quiso hacer Cristiano Ronaldo? ¿Qué nos dijo su comunicación no verbal?

Este es el video que utilizamos para el análisis de la entrevista.

Micro expresión de rabia Cristiano Ronaldo.

Comenzó la entrevista con la cara sería, mandíbula tensa. Su cara no reflejaba lo que acababa de pasar y contrastaba con la enorme sonrisa de todos los jugadores que estaban haciendo sus entrevistas.  Hasta el segundo diez está ofreciendo su lado derecho de la cara, reflejando esa distancia y análisis de lo que nos estaba contando.  Y en el 0,09” se produce una micro expresión (expresión que dura aproximadamente ¼ de segundo) de rabia.

La primera pregunta que le hace sobre la final es una pregunta muy de guion, donde él hace el análisis del partido y empieza a introducir la palabra historia, que repite en 5 ocasiones y es curioso que, en cada ocasión, aparece una micro expresión de alegría, reflejando que para él hacer historia es una de las motivaciones para dar lo mejor de sí y estar siempre al máximo nivel.

En el segundo 29 viene una pregunta interesante. ¿Qué chilena ha sido mejor, la tuya o la de Gareth Bale?  A pesar de que quiere aparentar normalidad y que le gusta la broma, hay varios gestos que pueden denotar esa incomodidad ante la pregunta.

La sonrisa es una sonrisa muy diplomática, pero que solo se refleja en la parte inferior de su cara. No hay esa expresión de alegría en los ojos. Por otro lado, mueve el cuerpo y la cabeza en dirección contraria al interlocutor (un Aleg) mostrando su incomodidad con la pregunta. Sale con una evasiva, primero mira hacia la derecha (pudiendo quizás estar creando una respuesta) y luego desvía la mirada hacia otra dirección, muy lejos de con quién está hablando evitando así el contacto directo con él. Además, en el segundo 35 dice que haber ganado es lo más importante y su cabeza está haciendo el gesto de “no” contradiciendo con su cuerpo aquello que su lenguaje está diciendo.

Y comienza la parte donde Cristiano comienza a “dejarse querer”. En el segundo 44 y ante la pregunta de si el proyecto debe continuar con él al frente, si su respuesta verbal es interesante… la no verbal es todavía más interesante.

Inmediatamente levanta el lado superior en señal de duda, nos da un rotativo derecho mostrando control y análisis, realiza un parpadeo emocional (más lento de lo habitual) y tarda bastante más en comenzar a darnos una respuesta.

A continuación, es cuando verbalmente dice sus dos mensajes importantes: por un lado, que en los próximos días dará una respuesta a la afición que eso sí han estado siempre con él. Y después, que fue muy bonito estar en el Real Madrid.  Y entre frase y frase, podemos observar (segundo 55) como levanta de nuevo el labio superior acompañando el gesto con un movimiento vertical del hombro izquierdo. Además, en el momento de decir Real Madrid, hace una interrupción bebiendo agua.

El comentarista intenta sacar si es una despedida y ya Cristiano se cierra a comentar nada más, dando un discurso de equipo, volviendo a decir la palabra historia en varias ocasiones y acompañando microexpresiones de alegría. (pequeñas sonrisas apenas disimuladas).  Cristiano ya sabe que el mensaje está enviado y ya quiere acabar con la entrevista.  En el minuto 1’05”, se produce un balanceo del cuerpo y e incluso mira hacía atrás como buscando escaparse.

¿Quizás era consciente de que el mensaje ya estaba dado? ¿Para quién era ese mensaje?

Pues viendo el segundo video, el de la entrevista de Pedrerol al presidente Florentino Pérez quizás podamos averiguarlo.

De este video además de los continuos cambios de posición de Florentino, de la sonrisa no expresiva (como la de Cristiano ante la pregunta por la chilena), del movimiento de manos continuo conocido como “lavarse las manos” y del mensaje verbal de que no quiere hablar sobre el tema, son muy interesantes dos momentos.

El primero en el minuto 1’04” donde le preguntan por si la relación con Cristiano es mala. Hay varios aspectos que inducen a pensar que le presidente tiene dudas sobre la respuesta que es bastante concreta.  Realiza un NO FALSO. En sinergología se produce cuando acompañamos el no verbal con un movimiento de cabeza pero éste comienza dando el lado izquierdo de nuestra cara.  Además, se produce un movimiento vertical de hombros y se produce un cambio en el ritmo de las palabras (acelera al final de la frase), además de una interrupción o equivocación (con mi… con Cristiano es muy buena)

El segundo es el minuto 2’04” cuando Florentino da una bofetada a Pedrerol. Amistosa pero cargada de simbolismo.

Bofetada de Florentino a Pedrerol.

¿Así que se irá Cristiano este año? Pues es difícil saberlo. Lo que sí sabemos gracias a la comunicación no verbal es que Cristiano ha lanzado el mensaje cuando ha querido y como ha querido y que a Florentino, estas pataletas de niño consentido, ya le están cansando.