Interesante día el 31 de Mayo.  Contra todo pronóstico, parece ser que la moción de censura contra Mariano Rajoy va a prosperar y se ha roto el matrimonio Florentino Pérez y Zinedine Zidane. Hoy analizamos la rueda de prensa en la que Zidane se despide del Real Madrid.

Vaya semana que lleva el presidente del Real Madrid. Enfado con Cristiano el sábado por anunciar que hablará en los próximos días y cuatro días después,  Zinedine Zidane “le pide el divorcio”.

¿Qué ha pasado en la rueda de prensa?  Analizamos hoy el video y qué puede haber tras la decisión de Zidane. Este es el vídeo que hemos utilizado.

 

Nada más entrar en la sala de prensa, se observa a un Florentino muy serio y a un Zidane preocupado.  De hecho, se produce un micropicor (pequeño picor que dependiendo de donde se produce tiene un significado distinto). En este caso, se produce en la zona central de la frente, expresando preocupación por la situación actual.

 

Florentino y su micropicor de Ojo

 

 

El presidente Florentino se rasca entre el ojo y la nariz, mostrando que esta situación que está viviendo no es de su agrado.

 

 

Zidane comienza con un discurso muy madridista, caracterizado por la elegancia propia que es normal en él y que le ha distinguido siempre, tanto de jugador como de entrenador.

Microexpresión de Ira al recordar los pitos de la afición.

Es interesante observar,  cuando habla de lo exigente que es la afición y de los pitidos que ha recibido en algún momento durante la temporada, y a pesar de que habla de ello con naturalidad, agradeciendo a la plantilla su apoyo general,  en el minuto 7’16” y, justo antes de calificar como exigente a la afición, realiza una micro expresión (expresión facial cuya duración es menor a ¼ de segundo) de rabia.  Hoy probablemente lo recuerda como una anécdota pero en su momento seguro que le produjo enfado e ira.

El argumento de Zidane es que no tiene claro que el equipo pueda seguir ganando con él como entrenador y que necesita un cambio. Esto lo ha repetido varias veces. Y es coherente con su comunicación no verbal. En el minuto 12, hablando sobre esto realiza continuos movimientos verticales de hombros, siendo su discurso más lento y trabado (a pesar de que su español no es muy fluido).

 

La siguiente pregunta es muy interesante. Le preguntan sobre si, al igual que cree que es necesario un cambio de entrenador, es el fin del grupo importante de jugadores.  Es una pregunta incómoda para él. Realiza movimiento vertical de hombros, esquiva la pregunta y en el minuto 13’13” se produce otra micro expresión de desprecio cuando nombra a la plantilla. Con toda seguridad, su relación con todos los miembros de la plantilla no es buena y, probablemente, con algún peso pesado.

 

En el 13’54” le preguntan por lo que va a hacer la próxima temporada y es curioso como se producen dos signos de duda: un No Falso (en sinergología, cuando damos el primer movimiento de la cabeza deja ver el lado izquierdo de la cara) y un alejamiento.  Mi opinión es que Zidane todavía no ha pensado en ello. Para mí, esta decisión ha sido tomada hace poco tiempo y no se ha planteado qué hacer el año próximo.

sagital inferior al recordar la vergüenza de perder contra el Leganés en Copa del Rey

 

En la pregunta que le hacen en el minuto 18’45” sobre su mejor y peor momento, Zidane muestra su vergüenza por la eliminación del Real Madrid ante el Leganés en Copa del Rey con un Sagital Inferior (baja el mentón de la cara) y además, en el 20’01” realiza una micro expresión de desprecio hacia dicha eliminación.

 

 

 

 

Florentino no muy contento.

 

Y aunque Florentino ha participado poco, es interesante ver esta cara cuando le hacen una pregunta sobre el próximo entrenador y contesta que no es momento de eso.  Muy contento no está, ¿verdad?

 

 

Es en el minuto 21’15” cuando le hacen la pregunta sobre la planificación de la próxima temporada es donde puede estar una de las claves de la salida de Zidane. La pregunta es sobre si este tema era complicado y si ha querido evitarlo y Zidane muestra sus dudas de nuevo con un No Falso  y con el movimiento vertical de hombros.  Las dudas sobre la plantilla del año próximo con las posibles salidas de Bale y Cristiano seguro que han podido condicionar su decisión.

 

 

Las últimas preguntas que le hacen van orientadas a conocer el momento y el detonante de la decisión. Y, basándonos en la comunicación no verbal esa actitud denota claramente que no quiere contestar a eso, puesto que sabiendo el momento conoceríamos más sobre el por qué real.  De hecho, es cuando se llega a tapar la boca de forma inconsciente (minuto 25’30”) (señal de no querer decir algo)  y se produce una microexpresión de tristeza (minuto 26’07”)

 

Hay una pregunta crítica en el minuto 26’15” sobre si la decisión ha tenido que ver con la crisis de Cristiano, donde él lo niega y se producen cuatro signos de duda: un No Falso (comienza el movimiento del no dando el lado izquierdo de la cara), evita la mirada y la desvía para dar paso rápido a otra pregunta y se produce un parpadeo distinto.

 

Y es curioso también, desde el punto de vista no verbal, la despedida. Se levantan Zidane y Florentino, y es Zidane quien hace un gesto con la cabeza a Florentino para que le indique qué hacer ahora, se dan un breve apretón de manos que Zidane refuerza tocando el hombro de Florentino que no tiene ganas de ese saludo y, entonces, Florentino devuelve el toque en la espalda y señala el camino de salida a Zidane.

Éste último sale corriendo y alejado de él, sale Florentino que aunque no le vemos la cara… podríamos adivinar que muy contento no está.

 

Así que viendo todo esto,  me recuerda a una pareja supuestamente feliz donde uno de los miembros da por terminada la relación inesperadamente. No creo que haya terceras personas (otro equipo o proyecto que motive a Zidane) en este divorcio. Lo que creo es que Zidane está cansado del exigente banquillo del Real Madrid y que, los rumores de venta de Bale y las presiones para que lo pusiera a final de temporada y poder venderlo mejor, la última pataleta de Cristiano y algún otro asunto relacionado con la posible plantilla del año próximo han podido ser los detonantes del divorcio inesperado.