Inteligencias Múltiples en el aula
Educación, Habilidades & Competencias

Inteligencias Múltiples en el aula

¿Qué son las Inteligencias Múltiples?

En primer lugar debemos tener presente que lo que llamamos “teoría de las Inteligencias Múltiples” no es una metodología educativa sino una teoría sobe la mente humana que impulsó el psicólogo de la Universidad de Harvard Howard Garnerd a partir de 1983. Sin embargo, enseguida despertó el interés de los pedagogos, ya que su descripción del sujeto y de sus procesos de desarrollo cognitivo necesariamente tenía que influir en la renovación de los métodos educativos.

¿Cuáles son las Inteligencias Múltiples y en qué consisten? Podemos verlo en esta infografía:

Inteligencias Múltiples
Fuente: AulaPlaneta

Las Inteligencias múltiples en el aula

Aplicar el modelo de las Inteligencias Múltiples en el aula es más difícil de lo que parece y siempre será complejo en grupos numerosos y heterogéneos. De hecho, el propio Howard Garnerd ha dedicado mucho esfuerzo en insistir sobre las malas aplicaciones educativas de su teoría, como puede verse en el apartado de “malas prácticas” de la web oficial de la teoría de las Inteligencias Múltiples.

Al mismo tiempo, también ha reflexionado, sobre todo respondiendo a preguntas de sus seguidores, acerca de la manera mejor de aplicar su teoría a la educación. Su propuesta consiste básicamente en abordar el objeto de conocimiento a través de distintas perspectivas: si, por ejemplo, se desea enseñar un cuadro de Leonardo da Vinci, se puede pedir a los alumnos que reproduzcan el cuadro, que realicen movimientos similares a los de los personajes que aparecen, que expresen qué sentimientos e impresiones les produce o que realicen una presentación explicando al autor y el contenido de la obra (esto también permitiría buscar una música adecuada e introducir algún recurso digital u otros elementos).

Como podemos ver la aplicación de las Inteligencias Múltiples requiere, en realidad, la búsqueda de una metodología distinta, como puede ser el aprendizaje cooperativo o el basado en proyectos, etc.

¿Cómo desarrollar cada inteligencia en educación?

Verbal: La inteligencia verbal permite comprender la estructura y funcionamiento de una lengua, proporcionándonos la capacidad de leer y escribir cada vez con mayor nivel y soltura. Tradicionalmente se ha desarrollado esta inteligencia a través de las exposiciones orales, la lectura y la escritura, pero existen actividades que mejoran la profundización del aprendizaje como leer en voz alta de obras de teatro, simular programas de radio o elaborar un periódico que puede ser digital (como los que propone eduteka) o siguiendo los pasos del esquema del Grupo Comunicar

Naturalista: Para comprender e investigar el medio natural. Se desarrolla sobre todo en contacto con la naturaleza, realizando excursiones -por favor, que siempre tengan una intención educativa clara que los alumnos comprendan- o actividades relacionadas con la naturaleza en el aula o sus inmediaciones. Algunos colegios que cuentan con espacio suficiente tienen algunos animales de granja que los niños contribuyen a cuidar, pero me parece que el efecto sobre la inteligencia suele ser pequeño porque, en realidad, los animales se encuentran en un entorno artificial y la relación con ellos también lo es.

Caminar por entornos naturales, pintarlos en el mismo lugar, sembrar, recolectar, etc., son las experiencias ideales. Si no es posible realizar excursiones también se puede elaborar un herbario y observar el desarrollo de las plantas realizando dibujos, anotaciones o experimentos básicos de botánica.

Algunas páginas te ofrecerán aplicaciones, vídeos y plataformas virtuales para el desarrollo de la inteligencia naturalista. No pensemos que va a ser lo mismo ir a la naturaleza que verla en una pantalla, pero de todas formas siempre son herramientas que, utilizadas con la intención correcta, pueden ser útiles: en esta línea destacaría a Map of Life o a Stellarium.

Interpersonal: Saber relacionarse con los demás empieza por conocerse a uno mismo, entender los propios sentimientos, aprender a gestionarlos y, a partir de ahí, comprender a los otros, encuadrar sus sentimientos y tratarlos con realismo, empatía y asertividad. La inteligencia interpersonal crece a la vez, pero siempre un paso por detrás de la intrapersonal.

Como hemos destacado en varios artículos (“Skills21:Inteligencia Emocional”, “13 competencias interpersonales decisivas”) la Inteligencia Emocional es la puerta de acceso al resto de las competencias en el modelo SKILLS21. Ella permite el trabajo en equipo, el liderazgo, la capacidad de comunicarse con eficacia, etc…

No existe ninguna estrategia de educación en Inteligencia Emocional que no pase por la adecuada formación del profesor. Sólo si el profesor o maestro está preparado, conoce bien las emociones y sus mensajes positivos, ha aprendido a comprenderlas y gestionarlas, podrá ayudar a otros a hacerlo. Ahora bien, una vez que esté formado, se debe aprovechar cualquier momento que surja en el aula relacionado con una emoción para desarrollar esta inteligencia y esta competencia en los alumnos: si alguien manifiesta frustración, enfado, tristeza, miedo, etc…, ¡hay que ponerse en marcha y utilizar la ocasión para el desarrollo de nuestros estudiantes!

Para comenzar a comprender la importancia de la Inteligencia Emocional en la enseñanza puedes empezar por este artículo: “La Inteligencia Emocional en educación

Intrapersonal: El conocimiento de uno mismo, de sus emociones, sentimientos y, yo incluiría -especialmente en etapas educativas más avanzadas-, de sus cualidades, fortalezas y debilidades.

Existen muchos métodos de autoevaluación que pueden utilizarse -en el aula y sobre todo en tutoría- como el método DAFO, que es fácilmente adaptable a partir de la adolescencia. También es de gran ayuda la lectura de buena literatura, siempre que vaya seguida de una conversación personal o de una redacción en la que se pida la expresión de los propios sentimientos y opiniones.

Una mecánica que suele tener efectos espectaculares es escribir un diario emocional. Debemos insistir en que se incluyan hechos tanto positivos como negativos y que se indiquen con la mayor claridad posible las emociones que han aparecido ligadas a estos hechos. La aplicación Pacifica también es una buena herramienta.

Musical: Hay varias páginas web que nos ofrecen un montón de juegos y actividades para desarrollar la inteligencia emocional en el aula, como las de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, la Orquesta Sinfónica de San Francisco o MusicaEduca. Nos proporcionarán aprendizaje y momentos divertidos. No obstante, la mejor manera de desarrollar esta inteligencia es escuchar música, asistir a conciertos y, en la medida de lo posible, introducir instrumentos en el aula.

Lógico-Matemática: La capacidad para comprender y relacionar conceptos abstractos es una de las inteligencias más importantes y que más vamos a necesitar en la vida. Como esta inteligencia se refiere a unos objetos de índole muy particular, su desarrollo está ligado a los acertijos, juegos y problemas lógicos y matemáticos.

El programa de programación por bloques para niños desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts es una herramienta excelente, porque permite que los alumnos creen sus propios juegos con sus personajes favoritos, efectos de sonido, etc. No es complicado preparar juegos sencillos y divertidos y la motivación de los estudiantes suele ser muy alta. Es cierto que antes de introducir este programa (denominado SCRATCH) los maestros deben de conocerlo y haberle dedicado algunas horas, porque la principal barrera de entrada para los niños es que necesitan una explicación previa para empezar a manejarlo. El propio programa incluye tutoriales con los que prepararemos los primeros juegos y también hay páginas que nos ayudarán a dominar esta estupenda herramienta, como “Programación con Scratch

Por otra parte, hay páginas muy completas con enigmas, problemas, juegos lógicos y matemáticos, etc… que podemos ir introduciendo en el aula o adaptándolos para nuestros chavales: Lightbot, Zumo de Neuronas, Juegos de Lógica y Estrategia, Vedoque, etc.

Cinética-Corporal: Se refiere al dominio sobre el propio cuerpo y su uso como elemento expresivo y comunicativo.

Los juegos deportivos, o bien recuperar los juegos clásicos (como el pañuelo, las carreras de sacos, la gallinita ciega, etc.) pueden ser instrumentos eficaces. Una idea siempre útil es organizar una competición durante los recreos en la que participe toda la clase o diferentes clases en equipos que se intentará que estén equilibrados.

Pero si realmente quieres que los chicos disfruten y se desarrollen, una actividad de gran eficacia es la preparación de una obra de teatro. Eso sí: elige una buena obra, en la que haya muchos personajes (por ejemplo que incluya un coro o escenas en las que aparecen grupos de personas, o añádelos tú en el texto con un poco de imaginación) e intenta alcanzar un buen resultado. Sólo si los alumnos entienden que el objetivo es hacer una buena representación tendrán la motivación suficiente. Por supuesto, esta actividad exige una puesta en escena posterior (¿una gala en el colegio en la que se recojan fondos por alguna causa solidaria?).

Visual-Espacial: Capacidad para captar el espacio, ubicarse en él e imaginarlo. Hay muchas actividades que contribuyen al desarrollo de esta inteligencia, como por ejemplo el moverse por un espacio cerrado y conocido pero con la luz apagada. Se pueden introducir nuevos obstáculos o descolocar un poco los muebles (poner sillas en medio o líneas que no se deben pisar).

Otra herramienta son los esquemas visuales, recordar imágenes, desarrollar la tercera dimensión de las figuras geométricas, etc. Aquí tenemos un documento muy completo sobre esta inteligencia que ofrece muchas actividades y sugerencias: “Inteligencia visual-espacial

Ventajas e Inconvenientes de aplicar las Inteligencias Múltiples a la educación

VENTAJAS

1.- Han surgido numerosas páginas, artículos, libros y publicaciones llenas de consejos, elementos prácticos y teóricos y sugerencias para desarrollar todas y cada una de las inteligencias.

2.- Muchas de las actividades que nos pueden ayudar a desarrollar las inteligencias tienen elementos prácticos y proactivos que motivan a los alumnos y ayudan a su aprendizaje.

3.- No es un método de enseñanza y, tal vez precisamente por eso, se amolda al uso de diversos métodos: incluir juegos en el aula, la clase invertida, trabajo colaborativo, aprendizaje basado en preguntas… Siempre que tengamos claro cuál es la intención de nuestras actividades, todas ellas pueden orientarse a una inteligencia en concreto.

4.- Siendo ocho inteligencias, y tan variadas, casi todo lo que hagamos en el aula con criterio se ajustará a una o varias de ellas.

5.- Ayudan al profesor a prestar atención a la personalización del aprendizaje. Si el maestro descubre que un alumno con dificultades en determinada materia presta más atención y tiene más ganas de aprender a partir de una perspectiva asociada a una de las inteligencias múltiples, se abrirá delante de él un amplio campo para impulsar su desarrollo.

DESVENTAJAS

1.- Requiere una buena formación del profesorado, al menos en dos aspectos:

a) Conocimiento de herramientas, aplicaciones, etc., para poder ajustar el aprendizaje a las diferentes inteligencias.

b) Exige criterios muy claros para que el alumno no sienta que pierde el tiempo. No es fácil adecuar los instrumentos que tenemos a las edades y necesidades del alumnado concreto.

2.- Se pierde con facilidad la referencia al objeto de conocimiento. No todos los contenidos permiten aplicar perspectivas adecuadas a todas las inteligencias. Hay que recordar que las perspectivas desde las que se puede estudiar un objeto (una ecuación matemática, por ejemplo) no dependen de nuestro capricho, sino que le pertenecen al propio objeto. Nosotros debemos saber adaptarnos a la realidad. No faltan ocasiones en las que un profesor, con toda su buena intención, organiza un trabajo colaborativo en el que exige a los alumnos realizar actividades que no casan con el objeto en cuestión (¿hacer una canción para estudiar la imprenta? -es un caso real) y los alumnos se desmotivan al sentir que se les hace perder el tiempo.

3.- Las Inteligencia múltiples son muy difíciles de aplicar con eficacia en un aula con demasiados alumnos. Sí que permiten una atención más personalizada si se cuenta con el tiempo y la posibilidad de dedicarse al desarrollo de un alumno en concreto.

4.- Garnerd se ha molestado, y con razón, con ciertas interpretaciones educativas de su teoría que pretenden que cada persona tiene una especie de “don natural” para cierta inteligencia y que su educación debería concentrarse en desarrollar esa en concreto, dejando de lado las demás. Este es un discurso más común de lo que parece cuando se malinterpreta la teoría de las inteligencias múltiples y es muy perjudicial para los estudiantes.

5.- En el modelo teórico las inteligencias se presentan como elementos diferentes, lo que es un grave error. Así, por ejemplo, es evidente que la inteligencia verbal está a la vez relacionada con el uso del cuerpo o, por poner otro ejemplo, toda persona que se dedique seriamente a la música sabe que la inteligencia lógico-matemática es muy importante para alcanzar un buen nivel en la interpretación de un instrumento. Es mucho más eficaz concentrarse en las competencias (elementos prácticos identificables y fácilmente evaluables) que en las inteligencias múltiples, y así lo aconsejamos.

6.- Aunque el propio Gardner se ha esmerado en insistir en los aspectos empíricos de su teoría, los psicólogos y psiquiatras no suelen aceptarla, en general, como un conocimiento científico probado y fuera de toda duda. Más bien se la considera como un elemento teórico útil para ciertos espacios de la realidad y que describe de una manera adecuada, aunque no precisa, el funcionamiento de nuestra mente. No conviene abrazar esta teoría como si fuese la verdad última sobre el cerebro humano, aunque la podemos reconocer como una buena descripción general de las potencialidades que se deben desarrollar en los alumnos.

Integración con SKILLS21

SKILLS21 es un modelo de formación a través de competencias que intenta adaptar al ámbito educativo los sistemas de desarrollo de competencias que se vienen aplicando en el mundo empresarial y en las escuelas de negocio desde hace años. Las intención es conseguir que los alumnos se acerquen al objeto de estudio de que se trata mientras interiorizan una o varias de estas competencias. Pensemos que son competencias que les serán imprescindibles para el éxito profesional y que contribuyen decisivamente a su desarrollo personal.

Ya hemos comentado que es mucho más útil concentrarse en el desarrollo de competencias que en el las inteligencias múltiples, ¿por qué? Porque las competencias contribuyen al desarrollo de estas inteligencias de una manera ágil, práctica y de fácil aplicación.

Al centrarnos en las competencias desarrollamos las distintas inteligencias de una manera ágil, práctica y de fácil aplicación

Un ejemplo: al incidir en la comunicación oral potenciaremos la empatía, la asertividad, el buen uso del lenguaje, la comprensión de la realidad y la argumentación, el uso del cuerpo, la presentación de elementos abstractos, etc… con un ejercicio más directo y dotado de sentido y que, además, se dirige directamente al objeto de conocimiento que debemos aprender y desarrollar.

Otro ejemplo: al concentrarnos en la resolución de problemas desarrollamos, por un lado, la capacidad de describir la realidad atendiendo a todas las perspectivas posibles, desarrollamos el trabajo en equipo, la adopción de roles, la asertividad, la empatía, la comunicación, la creatividad, etc…

En otras palabras, concentrarnos en las competencias permitirá potenciar las distintas inteligencias sin descentrarnos del objeto de estudio, aprovechando el tiempo y adaptándonos con muchas más facilidad al entorno y a las capacidades de los alumnos. Ellos, además, percibirán constantemente el sentido de lo que están haciendo, precisamente porque no perderán de vista el objeto de conocimiento al que se dirigen.

Tal vez te interese comprender algún otro método para innovar en la educación:

El Aula Invertida o Flipped Classroom

Aprendizaje Cooperativo

O quizás te preguntes: ¿Qué aportan los nuevos métodos educativos?

Tags: