Hace unos días quedé con un amigo a cenar. Llevábamos algunos meses sin vernos y nos reunimos para ponernos al día. Entre otras muchas cosas hablamos de nuestros trabajos y me comentó con tristeza que él había perdido el suyo. Trabaja en la puerta de acceso de una fábrica y su puesto había sido sustituido por un sistema totalmente automatizado que sin duda reduciría los costes (este sistema no tendría vacaciones, ni bajas, ni seguridad social, ni convenio colectivo). Puede parecer algo triste pero la robotización ya es algo habitual en nuestros días.

Un estudio publicado por la Universidad de Oxford y cuyos autores son Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, pronostica en menos de 20 años más del 50 % de los puestos de trabajo que hoy conocemos serán sustituidos por robots o una inteligencia artificial.

El estudio destaca de entre los trabajos más amenazados son los siguientes:

  • Bibliotecario
  • Vendedores a distancia y telemarketing
  • Empleados bancarios
  • Operarios de fábrica
  • Cajeros
  • Recepcionistas
  • Agentes de seguros
  • Dependientes
  •  Guías de viaje
  • Examinadores, analistas
  • Técnicos en matemáticas
  • Relojeros
  • Agentes de transporte y carga
  • Operadores de maquinaria de procesamiento y de revelado fotográfico

Estos datos pueden ser más o menos alarmantes, pero más allá del impacto de los mismos, nos exigen como participantes activos de este convulso mercado laboral, adaptarnos y reinventarnos para aportar valor y ser tenidos en cuenta, para así, garantizarnos un puesto de trabajo.

El informe no sólo tiene noticias dramáticas sobre los oficios que tenderán a desaparecer, también contempla otras profesiones que serán más difíciles de robotizar o digitalizar y que pueden constituir oportunidades laborales. Entre ellas cabe destacar:

  • Terapeutas recreacionales y espirituales.
  • Todo lo relacionado con la robótica.
    • Diseño de Robots
    • Programadores de Robots
    • Mecánicos de Robots
  • Directores de manejo de emergencias
  • Policías digitales
  • Trabajadores sociales en salud mental y abuso de sustancias.
  • Docentes y maestros.
  • Personas relacionadas con las terapias ocupacionales.
  • Especialistas en energías renovables.
  • Expertos en órtesis y prótesis.
  • Artistas y creadores de contenidos para el entretenimiento.
  • Diseñadores de contenidos comerciales en red.
  • Asistentes de salud.
  • Asistentes de la tercera edad ,
  • Supervisores de bomberos y trabajos de prevención.
  • Consejeros espirituales

Nuevo entorno laboral, nuevas competencias. El Knowmad el péfil del futuro

Estos nuevos entornos globalizados y digitalizados exigen que desarrollemos y entrenemos nuevas competencias si queremos prosperar y aportar valor en ellos, pero …. ¿qué competencias?

John Moravec, investigador sobre el futuro del trabajo de la Universidad de Minnesota, acuñó en 2013 el término Knowmad (nómada del conocimiento) combinando las palabras Know (saber) y nomad (nómada). Mediante este término quiere describir el que posiblemente sea el perfil laboral que mejor se puede adaptar al mercado laboral de esta nueva era.

knowmad infografia

Este perfil está caracterizado por una serie de competencias entre las que destacan:

  • Creativos e innovadores. Tienen capacidad de resolver problemas complejos y llevarlos a planes de acción concretos que aportan innovación. Además es generador de nuevas ideas y proyectos.
  • Muy conectados con las personas. Sabe que solos no pueden alcanzar los muchos retos que se marcan. Tienen bien desarrolladas todas las competencias ligadas a las relaciones entre personas: comunicación, empatía, asertividad, gestión del conflicto ….
  • Aprendizaje continuo. Saben que el conocimiento, en estos entornos donde la innovación es una constante, enseguida se queda obsoleto por lo que no reparan en estar en constante proceso de aprendizaje, desaprendizaje y nuevo aprendizaje. Son maestros y a la vez alumnos de por vida.
  • Nativos digitales o alfabetizados digitalmente. Conocen las nuevas tecnologías y las aplica en todos los aspectos de sus vidas tanto en el ámbito profesional como personal.
  • Gestores de conocimiento. Transforman la información en conocimiento. Saben discernir y filtrar de entre la ingente cantidad de información que hay en las redes, cual de ellas es útil y elegir la verdaderamente relevante y transformarla en conocimiento que no dudan en compartir en sus redes.
  • Creadores de redes. Les encanta ampliar su red de contactos, relacionar y conectar a personas que aportan valor y aprender de ellas. Crean canales que ayudan a las personas a descubrir, transformar y compartir el conocimiento.
  • Sin fronteras. Trabajan conectados en red y las distancias no son barrera para ellos. Se ayudan de las nuevas tecnologías para establecer procesos, relaciones y contactos con cualquier parte del mundo.
  • Flexibilidad. Son capaces de flexibilizar su conducta para adaptarse a entornos cada vez más cambiantes y líquidos. Asumen que lo que en un contexto funciona puede que no sea eficiente en otro y no dudan en usar todos sus recursos y experiencias para alcanzar sus objetivos.
  • Apasionados de sus trabajos. Su máxima es: “busca un trabajo que te guste y no trabajaras ningún día de tu vida” (Confucio). Igualmente, están convencidos de algo que ya afirmó Steve Jobs: “Tu trabajo va a llenar gran parte de tu vida, la única manera de estar realmente satisfecho es hacer lo que creas es un gran trabajo y la única manera de hacerlo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado aún, sigue buscando. Como con todo lo que tiene que ver con el corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado.”
  • Tolerancia a la frustración. Saben que el fracaso forma parte del aprendizaje continuo. Asumen el riesgo que conlleva abrir y crear nuevos proyectos y cuando los resultados no son los esperados, aprenden de la situación para no volver a repetir aquello que no ha funcionado y así, diseñar nuevas estrategias que le lleven a la consecución de sus metas.
  • Responsabilidad. Saben que parte del juego les toca a ellos asumiendo al ciento por ciento la responsabilidad de hacerlo. Son proactivos, no esperan a que las circunstancias se den para actuar. Ellos son los que crean las circunstancias que les llevan a la consecución de su propósito.
  • Están conectados con un propósito vital. Saben que su paso por la vida no es casual. Saben que ellos pueden mejorar el trocito de ladrillo que les ha tocado vivir y liberan todo su potencial para hacerlo.

Éstas son competencias y habilidades que posiblemente sean las más valoradas en la nueva era profesional. Seguro que tú puedes aportar alguna otra competencia que creas que puede enriquecer mucho más este artículo. Estaré encantado de que la compartas y añadirla al mismo.

Ahora sólo queda preguntarte ¿Crees qué el Knowmad es el perfil laboral del futuro (y del presente)? ¿Eres un Knowmad? ¿Qué competencias te faltan para serlo?¿Cómo puedes desarrollarlas?

Espero que este post te haya gustado. Si es así y crees que puede ayudar a otras personas, me encantaría que lo compartieras en tu red. Gracias por tu tiempo.