La pasión. Descubre la clave para desarrollar tu talento

Hace unos días, tomando café con una amiga, me preguntaba qué era lo que hacía que cuando hablaba de mi trabajo me brillaran los ojos, hubiera una gran sonrisa en mi cara y fuera capaz de dedicarle tantas horas de vida y , lo más sorprendente, ser feliz.

La “pasión” que siento por mi profesión, le dije.

¿ Y qué es pasión para ti?, me preguntó.

Buena pregunta…

Para explicar “pasión” normalmente traigo a mi mente una escena de la película de Billy Elliot:

Profesora: “Una última pregunta Billy. ¿Puedes explicarnos que sentimientos experimentas cuando bailas?”

Billy Elliot: “No sé. Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo, y es como si desapareciera, como si desapareciera, y todo mi cuerpo cambiara, como si tuviera fuego dentro, y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad, sí, como electricidad.”

Y eso, es lo que significa pasión para mi… esa es la sensación que experimento, cuando doy una conferencia o imparto una formación. Al principio me siento como agarrotada, con un nudo en el estómago, respiración entrecortada… pero cuando han pasado unos minutos, es como si desapareciera…como si el tiempo parase y todo fluyera. Cómo diría Ken Robinson, me encuentro en mi “Elemento” que es ese lugar donde convergen las cosas que te gusta hacer y las cosas que se te dan especialmente bien.

La clave…

Como te contaba en el anterior post (clic aquí para leerlo), para desarrollar nuestro talento se necesita entrenamiento, incluso hablábamos de las 10.000 horas de Ericsson para alcanzar la maestría en una determinada disciplina. Por lo que, si vamos a dedicar tantas horas de entrenamiento, es clave disfrutar del proceso, y eso lo conseguimos gracias a la “pasión”.

En mi caso, mi gran pasión y propósito en la vida es inspirar y guiar a personas a desarrollar su talento y el de otras personas, desde la pasión y el propósito, a través de formaciones y conferencias, ya que estoy convencida de que cuando las personas y empresas “crecen” desde su “mejor versión” (talento +propósito +pasión) el mundo “mejora”.

Cómo veis incluyo el propósito ( nuestro “para qué “ en la vida) , para mí esencial en el desarrollo de talento, y lo que da sentido a esa mezcla de pasión y entrenamiento. El propósito supone poner ese talento único, esa forma que sólo tú tienes de hacer las cosas, al servicio de los demás.

Cuando hablamos de conectar talento y pasión, no nos referimos solamente a risa, alegría y buenos momentos, de hecho también hay momentos complicados. Cuando las personas descubren su propósito conectan con lo que da sentido a su identidad, sus objetivos y bienestar, conectan con lo que realmente quieren hacer con su vida. De hecho, ese propósito conectado con lo que te apasiona hacer, es lo que hace que no te importe invertir 10.000 horas para desarrollar tu talento, sino que te parecen pocas, quieres toda una vida.

Todos tenemos talento

Si esto es así ,¿qué nos impide encontrar nuestra pasión y propósito en la vida? ¿ Por qué cuando pregunto a las personas si tienen identificado su talento y pasión, el 98 % de las personas no lo tienen identificado?

Creo que, en ocasiones tenemos una idea equivocada y pensamos que eso solo corresponde a pintores, escritores, bailarines,… y no, todos tenemos algo especial con lo que disfrutamos y que se nos da especialmente bien.

Cuando realizo formaciones y sesiones de coaching para identificar y desarrollar talento ,hay personas que descubren, por ejemplo… que aunque siempre se han dedicado a las finanzas , en realidad les encantaría dedicarse al mundo de la sanidad, otros que son más felices cuando realizan tareas operativas que en los puestos de responsabilidad ya que eso les hace fluir y concentrarse, otros que su gran sueño es ser bombero y serían capaces de estudiar durante más de 6 años, cada día, hasta conseguirlo…

Recuerdo una vez un chico que su mayor pasión eran los coches. Su sueño era trabajar en una fábrica de coches y ser responsable de producción, y aunque no se dedicaba a ello, cuando un conocido quería comprar un coche lo llamaba a él.

Otro chico que trabajaba como asesor fiscal, aunque era un gran apasionado de la bolsa, de hecho, llevaba 10 años estudiándola en sus ratos libres, hasta que el año pasado decidió dejar la asesoría y convertir, trabajar en bolsa, en su forma de vida.

O una chica que tenía una interesante proyección como RRHH en una gran multinacional y dio el salto como emprendedora, para poder cumplir su sueño de desarrollar personas mediante la formación … y así, innumerables ejemplos.

Como veis, unos hacen de su pasión y propósito su forma de vida, tanto en empresas como emprendiendo, y otros encuentran la forma de ponerlo en valor en su tiempo libre. El caso, es aportar al mundo eso que tú haces de forma especial, y que solo tú sabes hacer de esa forma.

Y lo mismo pasa cuando realizo entrevistas de trabajo o desarrollo personas, después de muchos años en el mundo de los RRHH, soy consciente que el conocimiento y las competencias son esenciales , pero sí queremos una persona comprometida, con ganas de comerse el mundo, con aprendizaje continuo, y que nunca quiera parar de crecer, hay que combinar ese desarrollo de talento y competencias, con lo que le apasiona en la vida, y detectar si sus valores y propósito están alineados con los de la empresa.

Un mundo mejor

¿Os imagináis un mundo, tanto en lo personal como en lo profesional, donde todos pusiéramos al servicio de los demás nuestro talento desde la pasión y el propósito?

Sin duda, estoy visualizando un mundo mejor 🙂

Agradecer a todos los que día a día ya ponen su “Elemento” al servicio de los demás, y si todavía no estás en él, espero con este post animarte a que identifiques (el próximo post te ayudaré con esta parte) y desarrolles ese talento único que sólo tú tienes, lo pongas en acción con entrenamiento desde la pasión y el propósito, gozando así, de una vida de significado, y poniendo tu granito de arena para un mundo mejor.