El autocrático es un liderazgo asociado a regímenes dictatoriales lo que le convierte en el estilo de liderazgo menos popular de todos ellos, pero no por ello deja de ser eficiente en determinadas situaciones.

Decía Otto Hermann Kahn que el mayor enemigo de la democracia no es la autocracia, sino la libertad desenfrenada y quizás es, en estos contextos, dónde este estilo de liderazgo toma mayor relevancia y eficiencia.

En qué consiste el estilo de liderazgo autocrático

Toma de decisiones:

Toda responsabilidad y todo el poder recae en el líder. La toma de decisiones se centra en su totalidad en él, siendo éste quien elige el qué (marca los objetivos), el cómo (diseña la estrategia), el cuándo (marca las fechas), el quién (elige el equipo) y con qué recursos se cuentan. Cualquier otro miembro del equipo no tiene capacidad para tomar ningún tipo de decisión. En ningún caso, el líder autocrático tiene que justificar su conducta ante el equipo.

Relación con los colaboradores:

Inicia y dirige las diferentes acciones que deben de acometer los colaboradores para el cumplimiento de los objetivos, que cómo he comentado antes, él mismo marca. Los trabajadores simplemente deben de obedecer todo aquello que el líder dicta sin tener capacidad de expresar opinión alguna. Los criterios de evaluación competencial no son conocidos por los demás miembros del equipo y es el líder quién gestiona el sistema de premios y castigos.

Comunicación

El líder es el dueño de la información. Ésta la comparte con quien cree y cuando cree que es conveniente.

La comunicación es unidireccional: del líder al subordinado. El líder autocrático ignora las opiniones del resto de los miembros del equipo e impone siempre su voluntad. La información no fluye y se queda estancada en los diferentes niveles de decisión.

Ventajas del liderazgo autocrático

  • Exime de la responsabilidad de bajos resultados a todos los miembros del equipo ya que ésta recae, en su totalidad, en la figura del líder.
  • Rápida toma de decisiones. Esto es ideal en situaciones críticas.
  • Altos desempeños a corto plazo ya que la probabilidad de que los colaboradores no realicen las tareas encomendadas es muy baja, ya que éstas están totalmente fiscalizadas y controladas.
  • Control total sobre el proceso. Éste es muy simple ya que todo él está controlado por el líder.

Desventajas del uso del liderazgo autocrático. Consecuencias de su uso

  • Sesgos en la realidad. Se tiene sólo un punto de vista para la toma de decisiones ya que las opiniones de los colaboradores no son tenidas en cuenta.
  • Baja motivación. Muy enfocado a los resultados. La motivación del equipo pasa a un segundo plano. Dicha motivación se va perdiendo gradualmente ya que los colaboradores adolecen de información sobre la transcendencia del impacto de su trabajo en los objetivos generales de la empresa.
  • Bajo sentimiento de pertenencia. Al carecer de libertad en la toma de decisiones, el colaborador no se siente partícipe del cumplimiento de los objetivos así como de la misión y visión de la compañía.
  • Baja autoestima. La autoestima de los colaboradores se ve mermada al no ser valorados en ningún punto de la toma de decisiones. Éstos se sienten despreciados e infrautilizados.
  • Bajo compromiso. En ocasiones los trabajadores pueden cuestionar algunas de las órdenes y decisiones tomadas por el líder disminuyendo así su compromiso hacia las mismas.
  • Destrucción de la creatividad e innovación. La capacidad creativa y la innovación se ve limitada a la capacidad de crear del líder, ya que las demás ideas no son tenidas en cuenta.
  • Bajo clima laboral provocado por todas las acciones antes mencionadas.
  • Altos niveles de estrés que puede provocar a largo plazo una baja productividad.

Cuándo usar el liderazgo autocrático

  • Situaciones críticas de mucha presión donde se necesiten resultados a corto plazo y es necesario tomar decisiones de forma rápida y eficiente.
  • Situaciones en las que se priorice los resultados por encima de las personas.
  • En liderazgo situacional es recomendable el uso individual de este estilo de liderazgo en colaboradores que tienen un bajo grado de madurez y bajo desempeño provocado por falta de experiencia, ya sea por un cambio de puesto de trabajo, por una nueva incorporación a la compañía o por un cambio radical de la situación del mercado. En estos casos, el colaborador necesita un constante soporte en la realización de sus tareas y vigilancia de sus resultados.
  • Ambientes y departamentos donde los trabajos son monótonos y repetitivos permitiendo que los colaboradores se enfoquen en las tareas a realizar no preocupándose de las decisiones a tomar. El colaborador de esta forma adquiere más rápidamente dominio y maestría en su desempeño en el cumplimiento de su trabajo.
  • También es adecuado cuando el compromiso de los colaboradores, por las circunstancias que sean, es bajo.
  • Ideal en profesiones en las que existen situaciones de emergencia: urgencias médicas, militares, policías, bomberos, etc.

Qué características y competencias debe tener un  líder autocrático

  • Alta autoestima. Este tipo de líderes deben de contar con un fuerte carácter y una alta seguridad de sí mismos ya que la totalidad de la toma de decisiones es suya.
  • Alta tolerancia a la frustración, sobre todo en situaciones donde los resultados no sean los esperados.
  • Alto nivel de responsabilidad, ya que ésta está totalmente centralizada en él.
  • Mucha experiencia y conocimientos en el área que lidera. Este factor es crítico ya que es el líder quien diseña en su totalidad los planes y estrategias.
  • Rápida capacidad de respuesta.
  • Gestión del estrés provocada por la tensión inherente en los ambientes donde se trabaja.
  • Asertividad. Para comunicar e imponer su criterio.

Algunos ejemplos de líderes autocráticos

Parece ser que las desventajas son mucho mayores que los beneficios que aporta este estilo de liderazgo, por lo que en conclusión, puedo decir que su uso debe de ser muy restringido a los contextos antes mencionados donde a corto plazo puede tener buenos resultados. Además, su uso debe de ser temporal, virando a otros estilos de liderazgo cuando la situación crítica se ha estabilizado. Espero que la información sobre este estilo de liderazgo te haya aportado. Espero tus comentarios.