pnl metamodelo de lenguaje
Comunicación, Interpersonal

Metamodelo del Lenguaje: Indagando en la mente de los demás

Seguro que infinidad de veces has tenido conversaciones con personas cuyos argumentos no te han convencido del todo, bien porque han omitido parte de la información, bien por que la han generalizado en exceso o bien porque la han distorsionado de tal manera que no concuerda con tu sistema de creencias.

Seguro que te hubiera encantado indagar más sobre ciertos aspectos que no te fueron contados o que te hubiera sido útil aclarar otros matices que no supiste entender. Si es así … estás en el post correcto. Déjame que te cuente.

El Mapa no es el Territorio

Esta afirmación es uno de los principales presupuestos de la PNL (programación neurolingüística) y da explicación a cómo todo ser humano crea un modelo de la realidad a través de las percepciones recogidas por sus sentidos (vista, oído, tacto, gusto, olfato) y su transformación lingüística posterior a través del lenguaje. Este modelo es una representación (el mapa) muy particular que cada persona crea de la realidad (el territorio) basado en su sistema de creencias, educación, experiencias anteriores, cultura, conocimientos, entorno familiar y profesional, etc. Como podrás imaginar, este modelo no se corresponde con la realidad del mundo … y efectivamente, tu modelo tampoco.

Indagar en el mapa de aquellos que nos rodean

Para tener relaciones más ricas y empáticas con nuestros iguales es fundamental entender y profundizar en la interpretación que hacen de la realidad.

Para ello te propongo una herramienta de la PNL diseñada por sus creadores, Richard Bandler y John Grinder, y que se denomina “el metamodelo del lenguaje”. Fue publicada en su libro “La Estructura de la Magia”.

En nuestro proceso de filtrado tenemos tres mecanismos con los que damos estructura a nuestra particular forma de entender el mundo que nos rodea:

  • Omisión: Proceso por el cual eliminamos toda aquella información que no nos es relevante, nos pasa desapercibida o no se adapta a nuestro sistema de creencias.

– Ejemplo:  En nuestro discurso tenderemos a obviar aquella información que bajo nuestra interpretación es irrelevante (aunque no lo sea para nuestros oyentes)

  • Generalización: Proceso por el cual tendemos a desprender algunos elementos de nuestra experiencia original  representándolos en una categoría total.

– Ejemplo: Alguien, basándose en una mala experiencia anterior con personas de una determinada ciudad, verbaliza: Es que “TODOS” los de esa ciudad son iguales.

  • Distorsión: Representación diferente de la realidad con respecto a lo percibido a través de los sentidos. Se tiende a cambiar datos, añadir nuestra propia interpretación de los mismos o a no recordarlos con exactitud.

– Ejemplo: Un persona después de no haber sido atendido en una llamada telefónica afirma: No me contestan … no les intereso.

Qué es el metamodelo de lenguaje:

El Metamodelo es un paquete de preguntas que te ayudará a indagar en el mapa de tus interlocutores permitiéndote recuperar la información que no verbalizan en su comunicación, o bien porque no quieren o bien porque no son conscientes de ello. Así obtendrás una explicación más fiel de la interpretación que tus interlocutores están haciendo de la realidad, serás capaz de entenderles y empatizar con ellos como nunca.

Objetivos del metamodelo del lenguaje:

Podemos destacar varios objetivos del uso del metamodelo:

  • Encontrar la información perdida derivada de la interpretación y proceso de filtrado que las personas hacemos de la realidad.
  • Identificar distorsiones e interpretaciones personales para así poder contrastarlas con nuestro mapa. Esto ayudará a acercar las posturas y llegar a un entendimiento.
  • Descubrir las limitaciones que pueda tener el interlocutor con respecto a su interpretación de la realidad.
  • Buscar objetivos comunes que conviertan las relaciones personales o profesionales en algo sostenible y beneficioso para ambas partes.
  • Detectar las necesidades concretas de nuestros interlocutores.
  • Atender y gestionar de mejor manera el malestar y el conflicto provocado por la interpretación individual de las diferentes situaciones que puedan darse en la relación tanto personal como profesional.

Cómo aplicar el metamodelo

Para facilitar el proceso voy a asociar los diferentes patrones del lenguaje a cada una de las tres categorías anteriores (omisión, distorsión y generalización). Definiré cada patrón, explicitaré el objetivo con cada uno de ellos y propondré una solución para gestionarlo:

  • Omisiones: La persona elimina cierta información. Ha olvidado dicha información o no la considera relevante.
  • Distorsiones: La persona cambia datos. Añade su propia interpretación de los mismos o no los recuerda con exactitud.
  • Generalización: La persona universaliza aspectos particulares de su experiencia o generaliza elementos de su modelo de la realidad.

Generalizaciones:

Operadores modales

  • Situación: Relacionado con creencias sobre normas o limitaciones de la conducta, de las personas o de las situaciones. Pueden ser de necesidad (debo, tengo que, hay que, necesito que, …) o posibilidad (no puedo, no es posible)
  • Objetivo: Identificar el origen de la norma o limitación y las consecuencias del incumplimiento de la misma. También identificar el origen o la causa del impedimento.
  • Hacer explícita la consecuencia de no hacerlo. En muchas ocasiones la afirmación no es tan rigurosa o se pueden buscar soluciones para ello.
  • Ejemplos: Estoy muy estresado. Creo que me voy a bloquear. Tengo que acabar el trabajo el lunes.
  • Solución: ¿Qué pasaría si lo acabas el martes?

Cuantificadores Universales

  • Situación: Basándose en experiencias pasadas tendemos a generalizar la experiencia presente usando cuantificadores universales: siempre, todos, nunca, jamás, nada, nadie,  …
  • Objetivo: Cuestionar y romper la generalización.
  • Ejemplo: Todos los de esa ciudad sois iguales.
  • Solución: ¿Iguales con respecto a qué? ¿De verdad somos todos iguales?¿Yo también soy igual a ellos? Otra solución es poner ejemplos donde esa afirmación se hace falsa.

Perdida de concreción

  • Situación: Las personas damos por supuesto algo que no se especifica claramente.
  • Objetivo. Concretar aquello que no se especifica.
  • Ejemplo: Conmigo tendrías que comportarte de otro modo
  • Solución: ¿De qué modo me tendría que comportar? ¿Qué tipo de comportamiento no quieres?

Omisiones

Omisión simple:

  • Situación: Se omite la información clave en la frase.
  • Objetivo: Encontrar la información perdida y relevante que falta en las afirmaciones.
  • Ejemplo: Estoy algo desmotivado.
  • Solución: ¿Qué te desmotiva?
  • Ejemplo: Este año hemos alcanzado el objetivo.
  • Solución: ¿Cuál era el objetivo?

Omisión por comparación. Omisión comparativa:

  • Situación: Se pierde la referencia de la comparación. Se realiza una comparación donde no se especifica con quién o qué se está comparando.
  • Objetivo: Especificar el criterio y la referencia de la comparación.
  • Ejemplo: Él es peor
  • Solución: ¿En qué es peor? ¿Peor comparado con quién?
  • Ejemplo: Es mejor así
  • Solución: ¿Es mejor con respecto a qué?
  • Ejemplo: Esta operación es más difícil.
  • Solución: ¿Más difícil comparada con qué otra operación? ¿Cuánto  más difícil? ¿En qué te basas para tener esa opinión?

Falta de índice referencial:

  • Situación: No se identifica el sujeto activo de la acción. Es decir, se hace referencia a una persona o cosa sin especificarla concretamente.
  • Objetivo: Especificar el sujeto de la acción
  • Ejemplo: Tus compañeros me trataron mal.
  • Solución: ¿quiénes específicamente?
  • Ejemplo: Deberías hacer algo por mí.
  • Solución: ¿qué debería hacer concretamente?
  • Ejemplo: Los últimos acontecimientos han hecho que ahora no sea un buen momento para decidirlo.
  • Solución: ¿Qué acontecimientos concretamente? ¿qué tienes que decidir? ¿qué tiene que pasar para que sea un buen momento para decidirlo?

Verbo inespecífico:

  • Situación: Los verbos utilizados no clarifican el significado real de las cosas. No se detalla en qué consiste la acción.
  • Objetivo: Definir, sin ningún tipo de dudas, la acción.
  • Ejemplo:  Lo voy a montar yo solo
  • Solución: ¿Qué montarás específicamente?
  • Ejemplo: Si sigues con esa actitud me voy
  • Solución: ¿A qué actitud te refieres concretamente?

Distorsiones

Lectura mental:

  • Situación: Se presuponen los pensamientos o estados internos de otras personas.
  • Objetivo: Especificar la base y el origen de la información.
  • Ejemplo: A tu compañero no le caigo bien
  • Solución: ¿Cómo sabes específicamente que no le caes bien? ¿Qué comportamiento tiene contigo para hacerte sentir eso?

Causa Efecto:

  • Situación: Se relaciona una causa externa con un efecto concreto sin especificar cómo se produce esa relación.
  • Objetivo: Desarmar la estructura causa-efecto. Encontrar la relación entre la causa y el efecto, si la hubiera.
  • Ejemplo: El tono de tu voz me enfada.
  • Solución: ¿Cómo es mi tono de voz concretamente para que te haga sentir enfado?
  • Ejemplo: La forma en que me tratas me irrita.
  • Solución: ¿Cómo te trato? ¿qué es lo que te irrita específicamente?

Equivalencia compleja:

  • Situación: Cuando dos experiencias inconexas se unen para establecer una conexión.
  • Objetivo: Romper la sinonimia con un contraejemplo o preguntar por el significado de las cosas.
  • Ejemplo: No me llamaste, creo que no te importo.
  • Solución: ¿En qué te basas, aparte de la llamada, para pensar así? ¿He hecho otras cosas que te hagan pensar de esa manera?
  • Ejemplo: No me llamas regularmente. No te importo lo suficiente.
  • Solución: ¿Con qué regularidad te gustaría que te llamara? ¿Hay otras cosa de mi comportamiento que te hagan pensar así? ¿Qué puedo hacer o dicir para que pienses de otra forma?

Presuposición:

  • Situación Las afirmaciones basan su consistencia en un supuesto previo. Se toma algo como cierto antes de que ocurra
  • Objetivo: Desafiar la presuposición.
  • Ejemplo: Lo entenderás cuando tengas más experiencia.
  • Solución: ¿Qué tengo que entender? ¿Puedo entenderlo ahora que no tengo experiencia?

Nominalización:

  • Situación: El verbo es transformado en un sustantivo. El sustantivo representa el hecho consumado cuando en realidad se hace referencia a una actividad en proceso.
  • Objetivo: Volver a utilizar el verbo activo para salir del estancamiento del hecho consumado.
  • Ejemplo: Necesito otro tipo de experiencia.
  • Solución: ¿Qué necesitas experimentar?
  • Ejemplo: Lo que piensas me asusta.
  • Solución: ¿Qué crees que estoy pensando?

Ejecución perdida, Juicios:

  • Situación: Juicios de valor expresados como verdades universales. Se pierde el autor de la afirmación.
  • Objetivo: Recuperar el autor de la afirmación. Retar la afirmación.
  • Ejemplo: Es negativo hacerlo así
  • Solución: ¿Quién dice que es negativo? ¿Hacerlo cómo? ¿Cómo se debe de hacer para no sea negativo?

Espero que todo el paquete de preguntas que te ofrezco te ayuden  a interpretar de mejor manera “El Mapa” de las personas de tu entorno para así mejorar vuestra relación. Si te ha gustado me encantaría saber tu opinión o los aportes que puedas hacer al respecto. Seguro que enriquecerán mucho más este post. ¡Mil gracias!

Tags:

3 thoughts

Deja un comentario