Time Square. New York
Futuro

Retrado de la Sociedad de Consumo

La Era Digital y la Sociedad de Consumo

La Era Digital es la era de las ideas, de la innovación, de la creación, pero también de la fugacidad del tiempo, de la publicidad ubicua y de la sociedad de consumo.

Así lo han sabido plasmar con inteligencia y gran sentido del humor los hábiles creativos del estudio barcelonés Big Lazy Robot en un cortometraje de apenas cuatro minutos que sin duda nos hará pensar en nuestros hábitos de compra –especialmente si somos aficionados a los productos Apple (¿Tiene ya su iphone 7?).

Idiots (2013) es un relato de aire retro y tintes oníricos sobre una comunidad de androides dominados por la ideología de la sociedad de consumo, que hoy ocupa prácticamente todo el espacio disponible. Los humanoides del cuento tienen un aspecto intermedio entre máquinas de palomitas robotizadas y horribles monstruos tecnológicos de una película de serie B, pero su comportamiento y reacciones nos serán completamente familiares, porque son los nuestros.

Efectivamente, se comportan ante los aparatejos de última generación, las redes sociales, la posibilidad de autoretratarse, las aplicaciones de pago en las que se ofrecen payasadas de uso temporal, etc., de la misma manera como lo hacen los adolescentes y, por qué no decirlo, también los adultos (servidor incluido).

Nos encontramos, por lo tanto, ante un espejo de nosotros mismos, un espejo encantador, divertido, dicharachero y efímero. Un espejo magníficamente trazado de nuestro mundo y de nuestro corazón.

La idea es tan sencilla como atemporal y se basa en el núcleo más básico de nuestra humanidad: buscamos la satisfacción del deseo de felicidad y lo buscamos en todas partes y de todas las maneras posibles. Hoy en día el consumo nos ofrece pequeñas píldoras que no llegan a hacernos felices, pero al menos nos ocupan el tiempo, nos “entretienen”, nos mantienen en un espacio nebuloso en el que ni tocamos la realidad ni nos enfrentamos a la vida, pero mientras tanto podemos dejar que pase el tiempo sin tener que vérnoslas con problemas de calibre.

Sin embargo, el tiempo llega y la vida sigue, y los entretenimientos acaban por cansar. Es más, tal y como se nos muestra en Idiots son las propias compañías las que se ocupan de que sus productos tengan una obsolescencia programada que mantenga el negocio en auge permanente. ¿Cómo reaccionarán los alegres robots cuando su pequeña diversión ya no les satisfaga o se estropee? Les invito a descubrirlo (a descubrirnos a nosotros mismos) viendo esta fantástica obrita de arte.

Como verán, uno de los elementos más interesantes del cortometraje que les presento es que conecta perfectamente el ámbito del deseo humano y el consumo en su vertiente económica, pero también sabe comprender cómo en la actualidad la gestión del deseo se ha convertido en el núcleo fundamental de la política y un instrumento de manipulación que alcanza una fuerza sin precedentes.









Marcelo López Cambronero. Contacta conmigo a través de:

Twitter | Facebook | Linkedin | Mail |


Si te ha parecido interesante el artículo puedes compartirlo a través de:

Tags:

Deja un comentario

Send this to friend