sistema representacion auditivo
Comunicación, Interpersonal

Sistema de representación auditivo

En el post “Sistemas de representación” escribí sobre cómo clasificar a las personas según su sistema representacional. De esta manera comprobaste que podías clasificarlas en tres categorías: visuales, kinestésicas y auditivas.

Con este post tengo varios objetivos: primero quiero darte unas pautas para que compruebes si tu sistema representacional es auditivo. En segundo lugar te ayudaré a que identifiques a las personas auditivas. Finalmente te ayudaré a que puedas adaptar tu comunicación al sistema de representación de las personas auditivas para que ésta sea más fluida.

La información que se detalla a continuación sobre cómo las personas procesamos y respondemos a cada sistema de representación está llevada a los extremos para que sea más fácil su comprensión. Se recomienda al lector que la entienda como una generalización.

Características de las personas auditivas

Las personas que usan preferentemente el sistema de representación auditivo interpretan la realidad a través de sonidos. Los sonidos, el tono y la linealidad son los que marcan el modo particular de recordar las experiencias del pasado, fijar las experiencias presentes e imaginar contextos futuros.

Las personas auditivas suelen hablar de manera muy armónica y monótona. Se centran muchísimo en sus palabras, siendo muy pausados. Cuidan muchísimo el mensaje para que éste resulte claro al receptor. A la hora de escuchar parece que estén leyendo una partitura musical. Leen secuencialmente y si falta alguna palabra (alguna nota) ya no suena igual para ellos.

Los auditivos tienen un pensamiento secuencial y eso les lleva a explicar una idea detrás de la anterior. Hasta que no han terminado con una no empiezan con la siguiente. Aprenden escuchando, hablando y repitiéndose a sí mismos los conceptos que quieren comprender. Piensan y memorizan en pasos, procedimientos y secuencias. Profundizan mucho en sus ideas, todo lo contrario que las personas visuales, quienes abarcan muchísimos temas sin profundizar demasiado en cada uno de ellos.

Para las personas auditivas es muy importante la cronología y el orden. Tienen una gran memoria sonora, pudiendo repetir la letra de una canción con tan sólo escucharla una vez.

En cuanto a su lenguaje no verbal: tienen pocos registros con las manos y, de hecho, casi ni las mueven. Tocan objetos con los que juguetean en todo momento. Cuando están de pie suelen balancear sus cuerpo como si se acunaran. Este movimiento les tranquiliza, sobre todo cuando perciben cierta inseguridad. Sus ojos se mueven de izquierda a derecha como leyendo una partitura.

¿Cómo identificar a personas eminentemente auditivas?

  • Cuando hablan tienden a mover linealmente los ojos de izquierda a derecha.
  • Hombros bien balanceados.
  • Hablan en un ritmo medio.
  • Respiración diafragmática y homogénea por todo el pecho. Respiran desde su centro y hablan de manera deliberadamente pronunciada.
  • Manos poco móviles. Su posición preferida es juntar las manos detrás o delante de su cuerpo.
  • Suelen tener muy buena voz. Tono claro y expresivo.
  • En ocasiones se señalan los oídos y tienden a ladear la cabeza como escuchando por teléfono.
  • Cualquier ruido externo puede distraerles, ya que disponen de una mayor sensibilidad auditiva.
  • En cuanto a su lenguaje, tenderán a utilizar expresiones como éstas:
    • Es una forma de hablar.
    • Te concederé una audiencia para que me hables del asunto.
    • Tu propuesta me suena a chino.
    • Te escucho con agrado.
    • Lo que me dices no me suena.
    • Haré oídos sordos ante lo que me dices.
    • Eso me suena a música celestial.
    • Te lo dije claramente.
    • Descríbeme con detalle la historia.
    • Me hice escuchar.
    • No me gusta hablar sin ton ni son.
    • Está bien, creo que tú y yo sintonizamos.
    • Soy todo oídos, te escucho.

¿Cómo comunicarte con una persona auditiva?

  • Utiliza su paquete verbal. Algunas de sus palabras favoritas pueden ser: oír, escuchar, resonar, sintonizar, melodioso, disonante, charlar, llamar, sonoro, pronunciar, silencio, comentar, voz, amplificar, hablar, etc.
  • Usa expresiones como las comentadas arriba.
  • Háblale en un ritmo de comunicación medio, ni muy rápido ni muy lento.
  • Respira homogéneamente y con un ritmo intermedio.
  • Les encanta que constantemente les demos feedback auditivo. Cuando hablamos con ellos necesitan un “ajá”, “ummm”, “sí”. Les gusta tener una comprobación auditiva que les dé una pista de que estamos con ellos, les prestamos atención y les escuchamos.

Espero que todo lo que hayas escuchado en este post te haya sonado como música celestial para tus oídos y haya podido resolver cualquier duda que tuvieses con respecto a comunicarte con este tipo de personas. Quedo a la espera de tus comentarios. Seré todo oídos (observa como con este último párrafo me comunico con un lector con un sistema de representación preferentemente auditiva).

Si te interesa, también puedes leer el post en el que escribo sobre el sistema de representación visual o el post en el que hablo sobre el sistema de representación kinestésico .









Enrique Fuentes Abanades. Contacta conmigo a través de:

Twitter | Facebook | Linkedin | Google + | Mail | Website


Si te ha parecido interesante el artículo puedes compartirlo a través de:

Tags:

Deja un comentario

Send this to friend