Es posible que hayas escuchado que para encontrar trabajo o localizar un empleado exclusivo para tu empresa necesitas a un headhunter y te hayas preguntado ¿qué es un headhunter? .

Literalmente, este término inglés significa “cazador de cabezas”, una palabra acuñada hace más dos siglos para definir a las personas que recolectaban los cráneos de sus enemigos como si fueran trofeos. Desde 1960 aproximadamente, el término headhunter se relaciona con los llamados “cazatalentos”. De hecho, según la RAE, se trata de la “persona dedicada a buscar individuos idóneos para ser contratados por empresas necesitadas de ellos”.

Pero realmente, ¿qué es un headhunter? ¿qué es lo que hace realmente?

Un headhunter es un reclutador, freelance o con estructura empresarial, que trata de localizar a candidatos con un perfil muy específico y que normalmente se encuentran trabajando en otras empresas. El headhunter pone el foco en la búsqueda de talento con experiencia y/o unas habilidades muy concretas que demandan sus clientes. Es habitual que estas vacantes laborales cubran posiciones ejecutivas o de alto nivel y es por ello que la práctica de headhunting se conoce también como executive search.
Así, un headhunter se tiene que preocupar de dos partes muy importantes: clientes y candidatos.

  • Clientes: son empresas que contratan los servicios de headhunting para cubrir un proceso de selección complejo. Necesitan efectividad, resultados y garantías de que el perfil solicitado podrá desenvolverse perfectamente dentro de la compañía, con su cultura y método de trabajo.
  • Candidatos: son los profesionales que brindan su información laboral a los headhunters para ser considerados en el proceso de selección correspondiente. Cada candidato tiene un perfil concreto con experiencia además de una serie de habilidades propias de su área de especialización junto con las llamadas soft-skills necesarias para cubrir la vacante.

¿cómo trabaja un headhunter?

Una vez hecha esta diferenciación, cabe preguntarse: ¿cómo trabaja un headhunter? Sabemos que la misión de un headhunter no es conseguir trabajo para los candidatos, sino encontrar al candidato perfecto que se adapte a las necesidades de sus clientes. Por lo tanto, el headhunter es algo más que un profesional relacionado con los Recursos Humanos. El cazatalentos profesional realiza un estudio económico, financiero y comercial de su cliente para entender la política empresarial y los objetivos a conseguir por parte de la compañía mucho antes de buscar al candidato perfecto. Además, debe tener en cuenta aspectos relacionados con el trato personal, la negociación, la psicología y las relaciones sociales, entre otros.

La metodología en un proceso de selección headhunting va mucho más allá de analizar una lista interminable de currículums. El headhunter realiza una búsqueda activa para localizar al candidato que más se adapta a las necesidades del cliente. Dado que suelen ser perfiles muy difíciles de encontrar, los headhunters contactan con profesionales en activo que trabajan en empresas del sector solicitado. El candidato tiene que encajar no solo en el puesto de trabajo, sino que también debe haber una alineación con los valores de la empresa y el conjunto de personas que forman el equipo, el funcionamiento, etc. Con frecuencia los clientes exigen candidatos capaces de liderar proyectos y con una amplia red de contactos.

Pasos del Headhunter

Algunos pasos que sigue un headhunter para realizar el proceso de selección son:

  • Análisis exhaustivo del cargo en la empresa a cubrir.
  • Búsqueda de fuentes de reclutamiento: redes sociales como LinkedIn, base de datos propia o contactos personales. Todo cuenta para afinar en la selección.
  • Aproximación al candidato y negociación acerca de aspectos tales como: responsabilidades del puesto a cubrir, condiciones económicas, grado de libertad en la toma de decisiones…
  • Entrevista y aplicación de herramientas de selección para terminar la criba antes de presentar los candidatos a la empresa contratante.