El líder innovador.

Una disciplina necesaria en su liderazgo: La innovación y disrupción.

Todo liderazgo debería ser por naturaleza disruptivo. El liderazgo siempre lleva a las personas y organizaciones desde donde están a donde quieren llegar. En este sentido, los procedimientos puede mantener eficientemente el status quo pero se necesita un líder innovador para efectuar cambios e innovar.

Muchos son los expertos ofrecen sus opiniones sobre cómo los procedimientos y el liderazgo se combinan o se complementan. Después de más de quince años de experiencia trabajando y estudiando líderes y estilos de liderazgo, creo que no todos los gerentes efectivos pueden llegar a ser grandes líderes, pero casi puedo asegurar que todos los líderes eficientes son buenos gerentes. Los procedimientos son sólo un subconjunto de liderazgo.

Cómo ser un verdadero líder innovador.

Los líderes innovadores deben de ir en busca de la innovación que les genere ventajas competitivas temporales. Deben gestionar los procedimientos que mantengan la estructura de la compañía. Mientras hacen crecer a sus colaboradores, deben administrar los programas y sistemas que permiten ese crecimiento.

Las máquinas y los activos no humanos, las cosas, deben gestionarse a medida que se desgastan, se descomponen y necesitan reparación. Pero la toma de decisiones correctas, ya sea en el marco de la tecnología o otros tipos de activos duros, es una decisión de liderazgo.

Hace años escuché en una ceremonia religiosa decir que si no estamos recibiendo resistencia del diablo, tal vez vayamos en la misma dirección. Tal vez si no se encuentra con alguna resistencia como líder, simplemente va con la corriente, en lugar de crear un verdadero entorno innovador.

Los logros más altos requieren trabajo duro y valentía. La innovación es especialmente difícil porque las personas y los sistemas por naturaleza se resisten y prefieren seguir manteniendo su status quo. El liderazgo disruptivo perturba el equilibrio de la organización y requiere de muchas energía para crear un movimiento real hacia la nueva visión.

Por ello, en lugar de ver la resistencia como algo malo, se debe considerar como una posible confirmación de que se está creando un entorno innovador (eso sí, asegúrese de que la resistencia no proviene de hacer las cosas correctas de la manera incorrecta).

La gran pregunta qué se debe de hacer como líder es: «¿Quién, qué o dónde se necesita innovación?» Las relaciones a menudo necesitan atención o reparación para mantenerse sanas y productivas. Los sistemas, las máquinas y los procesos que alguna vez funcionaron bien, funcionan peor con el tiempo y, a veces, dejan de funcionar por completo si no están sujetas a una revisión constante.

La disrupción debe ser un objetivo continuo, una disciplina que le ayude a seguir innovando y creciendo. Una disciplina que le garantice seguir teniendo ventajas competitivas temporales de manera constante y le ayude a seguir manteniendo una posición ventajosa en este mercado cada vez más impredecible y caótico.