Características del liderazgo de Adolf Hitler: Liderazgo dictador o autocrático

Adolf Hitler (1889-945) fue un político, militar, pintor y escritor alemán, de origen austríaco; canciller imperial desde 1933 y Führer (líder) de Alemania desde 1934 hasta su muerte. Llevó al poder al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o Partido Nazi,​ y lideró un régimen totalitario durante el período conocido como Tercer Reich o Alemania nazi. Dirigió a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, que inició con el propósito principal de cumplir sus planes expansionistas en Europa.

Mediante este post quiero analizar su estilo de liderazgo a través de sus frases.

“Ante Dios y el mundo, el más fuerte tiene el derecho de hacer prevalecer su voluntad”

Adolf Hitler tenía un fuerte carisma mediante el cual imponía sus ideas al equipo, en lugar de permitir a los demás integrantes, hacerse responsables de sus propias conductas, no permitiéndoles con ello, ser independientes. Todo giraba alrededor del él, considerado como la única persona capaz de tomar decisiones: marcaba objetivos, tomaba decisiones, controlaba los procesos y no delegaba responsabilidades.

“Cuando se inicia y desencadena una guerra lo que importa no es tener la razón, sino conseguir la victoria”

Totalmente orientado al resultado el cual estaba por encima de todo a pesar de cualquier otro tipo de consecuencias.

“Logré comprender igualmente la importancia del terror físico para con el individuo y las masas”

Adolf Hitler tenía la creencia de que los colaboradores necesitaban de alguien que les guíara, asumiendo al ciento por ciento ese rol.

“Hay millones de huérfanos, lisiados y viudas entre nosotros. ¡También ellos tienen derechos! Para la Alemania de hoy ninguno ha muerto ni ha quedado lisiado, huérfano o viuda. ¡Tenemos la deuda con estos millones de construir una nueva Alemania!”

Gobernó en situaciones adversas que aprovechó para empatizar con las personas que pasaban necesidad, las cuales compraron la totalidad de su discurso.

“Mañana muchos maldecirán mi nombre”.

Era inflexible y le gustaba ordenar. Fue un verdadero destructor de la creatividad de los demás miembros de su equipo. Buscaba la motivación de sus colaboradores a base de un sistema de recompensas y castigos qué el mismo elegía.

“No es mi ambición esto de estar en guerra, pero sí lo es crear un nuevo estado nacional y social de la más alta cultura”

Justificaba sus acciones, por impolares que fueran, a través de una distorsión de la realidad mediante su fuerte capacidad de comunicación, influencia, carisma y oratoria.

Por todo ello, podemos concluir afirmando que el estilo de liderazgo de Adolf Hitler era el autocrático o autoritario. Si quieres saber más sobre el liderazgo autocrático haz clic aquí. Encontrarás todas las caracteríticas, ventajas, inconvenientes y mejor uso del Estilo de liderazgo autocrático

Otros líderes famosos y estilos de liderazgo: