En este vídeo Marcelo López Cambronero describe uno de los ejemplos clásicos del mundo de los Big Data. Se trata del reto, asumido por los supermercados Target a principios de siglo, de saber lo antes posible cuándo una cliente estaba embarazada.

La importancia de conocer este dato se debía a que los cambios en los hábitos de compra de los padres primerizos les hacían irse a otros supermercados con mucha frecuencia, y Target quería asegurarse la fidelización de estos clientes informándoles sobre los productos que iban a necesitar con el mayor tiempo de antelación.

Disfruta del vídeo. El resultado que consiguió Target fue espectacular: